fbpx

La Permacultura, volver al ritmo de la naturaleza

por | Ago 10, 2021 | Sostenibilidad | 0 Comentarios

Rancho ecológico La Yerbabuena, foto @anadelcamino.

La Permacultura es un hacer lleno de pasión, paciencia, aprendizaje y amor por la Tierra, Agua y Sol. Una forma de vida que permite descubrir la generosidad de la naturaleza y permanecer conectada en cuerpo y alma a ella.

Hoy nos adentramos en una actividad que tenemos la suerte de conocer y compartir con nuestras viajeras gracias a los proyectos con los que colaboramos. Acompáñanos a descubrir el maravilloso mundo de la permacultura, la práctica que nos hace volver a la naturaleza.

Comencemos por el principio…

¿Qué es la Permacultura?

En los años 70 este término fue acuñado por los australianos, Bill Mollison y David Holmgren como «un sistema integral y evolutivo de especies de plantas perennes y animales útiles al ser humano». Hoy día, podemos decir que es «un sistema de diseño enfocado al uso sustentable de la tierra para lograr una vida sostenible».

Nuestros amigos de Las Cañadas, Centro de Agroecología y Permacultura, quienes llevan décadas desarrollando una excelente labor en el Bosque de Niebla de Veracruz, afirman que este arte va más allá de:

Comida y como la producimos.
Relación del trabajo con la naturaleza.
Energía, los materiales y la tecnología.
La gente y las comunidades.

David Holmgren organizó la diversidad del pensamiento permacultural en 12 principios de diseño

Los Principios Permaculturales, David Holmgren

La Permacultura en México

Vemos estos retos como una oportunidad para replantear y reafirmar nuestro proyecto personal y familiar

El recuerdo de una sociedad basada en la agricultura y la autosuficiencia, sigue latente, puesto que hace 30 años esta era la realidad para la gran mayoría de mexicanos. Por este motivo, la permacultura en México responde a una realidad sociocultural y económica muy diferente a la de los países donde se originó el concepto.

En estos últimos años, la sociedad mexicana se ha transformado. Esta forma de vida, ha ganado durante los últimos años un espacio cada vez más amplio dentro de las alternativas que se discuten en torno a la sustentabilidad.

En el campo o la ciudad

No hay limitación, solo oportunidades. Bajo este lema puedes aprovechar cualquier espacio por pequeño que parezca (balcones, terrazas, patios, áticos…) para cultivar algo de tu comida y comenzar a ser consciente de tu alimentación. Las macetas en las ventanas tienen mucho potencial, seguro que guardas alguna por la casa sin darle uso 😉

Paralelamente puedes hacerte partícipe de grupos de trueque o cooperativas de consumo, preocuparte de dónde viene lo que consumes y empezar a introducir algunos cambios como asociarte con tus vecinos y amigos para darle uso a terrenos no explotados, son pequeños pasos con un impacto global en el mundo.

Compartir la Tierra en comunidad

Existen multitud de modalidades en todo el mundo que hacen posible esta gran labor. Cooperativas, eco-aldeas, comunidades ecológicas con residentes comprometidos o herramientas colaboradoras para compartir conocimiento y llegar a decisiones.

En nuestro viajes nos gusta descubrir proyectos que comparten esta filosofía del buen hacer. Hoy destacamos los dos que visitamos en nuestro Viaje de Mujeres:

Tierra del Sol

Este espacio ha sido diseñado bajo los principios básicos de la permacultura con el objetivo de promover la agricultura regenerativa, más concretamente la agricultura sintrópica, encargada de centrar sus esfuerzos en que los procesos agrícolas se asemejen a los procesos naturales, tanto respecto a su función como a su dinámica.

Sus fundadores están comprometidos con la salud de la tierra y su comunidad, por ello cultivan alimentos orgánicos, trabajan la restauración ecológica del lugar y comparten los conocimientos aprendidos con personas interesadas en propuestas de vida sostenible.

En nuestra visita, nos conectamos con la importancia de cuidar el origen de nuestros alimentos así cómo tomar consciencia de los retos ambientales que vivimos. Aprendemos que no solo se trata de consumir alimentos de procedencia orgánica, sino que no nos sirve que nuestros alimentos no hayan sido cultivados con químicos si el suelo donde crecen no tiene nutrientes. Ponemos en práctica lo aprendido realizando un divertido taller de fermentos para aprender a aprovechar el alimento.

Rancho la yerbabuena

Un proyecto ecológico familiar que inspira y enamora a todas nuestras viajeras Once desde el momento en el que pisan este oasis natural. Un espacio creado para el disfrute personal, familiar y comunitario en un entorno responsable, ambiental, social y emocionalmente.

En este maravilloso Bosque de Niebla, Ale, Concha y sus hijos Julia y Gabo, comparten con sus visitantes, herramientas de trabajo personal, animan la búsqueda de caminos propios, para lograr vivir en el presente de manera plena y conectados con la vida. 
La familia nos conecta con diversas ecotecnias y la bioconstrucción. También tratamos la importancia del cuidado del agua y la energía así como el manejo de nuestros residuos y la importancia de vivir de forma equilibrada con el medio ambiente.

Mandala de la permacultura, ilustración de Graham Burnett

________________________________________________________________________________________________________

Desconecta de todo el ruido, mímate y siente la emoción por descubrir proyectos que promueven este arte y estilo de vida en los rincones mágicos de México.

Vívelo en primera persona en nuestro próximo Viaje de Mujeres

23 al 30 de agosto de 2021

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Hola! Bienvenida a Once.
¿En qué podemos ayudarte?